Que el otro lado de la cama lo ocupe quien tu decidas y no un obispo. Por la libertad de elegir. Pasalo.

Deja una Respuesta


StatCounter Add to Technorati Favorites