no falla: poner la oreja en la almohada y el vecino empezar a dar martillazos, todo uno. tercer intento de siesta frustrado….

Deja una Respuesta


StatCounter Add to Technorati Favorites