sobre la reforma de la ley de propiedad intelectual los hechos, la sensación de abuso, la realidad y la codicia de los que dicen “siempre ganamos algunos euros” (con tarifas, ojo) superan los límites de la cordura y nos dejan en una triste situación en la que nadie desde los poderes públicos esos que se votan cada cuatro años (y que merecen ser botados, ya) va a defender al ciudadano de a pie (a ti y a mi, vamos).

en los comentarios de todos esos post que enlazo proponen muchas acciones, yo me quedo con la insurrección wireless

Sólo merece llamarse libre aquel pueblo dispuesto a desafiar leyes injustas, sólo merecen ser libres los ciudadanos dispuestos a conquistar sus derechos. Las leyes que se redactan a espaldas de la sociedad nacen muertas: la fuerza de los hechos se impondrá por su propio peso, mediante un acto esencialmente libre y pacífico: compartir.

Redes abiertas, redes libres. Insurrección sin hilos: basta dejar todas nuestras conexiones permanentemente abiertas. Compartiéndolo todo, conexiones y archivos, jamás podrán perseguirnos a todos.

Los bienes en disputa, información y conocimiento, son etéreos, al igual que las leyes, pero sus destinatarios son seres humanos de carne y hueso. Su territorio de batalla es la Red. La partida será larga, pero sólo puede tener un final.

Y no serán tablas.

en otros sitios ya han aprendido, y empiezan a utilizar el menos común de los sentidos, el sentido común:

en fin, de todos modos, da un poco igual…. al menos a mí, que llevo mucho tiempo sin comprar música original. pienso como fuckowski:

“Nos dice la IFPI que “aproximadamente tres de cada diez discos en España, son piratas”.Pues yo tengo un dato aún más alarmante: nueve de cada diez son una mierda.”

Deja una Respuesta


StatCounter Add to Technorati Favorites